Medianoche es la primera entrega de una serie de cuatro libros —Evernight, Stargazer, Hourglass y Afterlife— que relata la historia de Bianca Olivier, una chica al parecer, normal, de dieciséis años que entra a estudiar a la Academia Medianoche porque sus padres comienzan a impartir clases como profesores y por algo más que no sabe hasta la mitad del libro. El lugar es un internado construido en el siglo XXI, con una estructura tétrica, motivo por el cual está bastante alejado de la civilización.

Bianca detesta la Academia desde el primer momento, e intenta huir antes de que comience primer día de clases. En medio del escape fallido, Bianca conoce a Lucas Ross, un chico que a primera vista la llena de miedo. Charlan, se conocen y así ella se entera de que serán compañeros y que ambos son nuevos, algo que la hace sentir menos sola.

La lectura es simple y rápida, y la historia se hace bastante predecible, o al menos eso quiere que pensemos Claudia Gray —la autora—. Ambos chicos se enamoran, salen, discuten, se reconcilian y hasta ese momento el libro no parece tan interesante ni diferente a los tantos otros que hay sobre adolescentes enamorados. Si, puede que haya detalles que no calzan del todo bien, pero no parecen ser lo bastante importantes como para prestarles real atención. Todo es casi normal si excluimos el hecho de que la mejor amiga de Bianca sea un poco paranoica, tenga pesadillas, crea en lo paranormal, vampiros, fantasmas y cosas por el estilo. Y también si sacamos el hecho de que Lucas tenga bastantes roces con los demás alumnos de Medianoche.

Al llegar el Baile de Invierno, un giro inesperado ocurre en la historia. Todo parece ir bien; Bianca y Lucas se ponen cariñosos, de piel y comienzan a besarse. Típica historia adolescente. Quizás hasta ahí el libro no tenga nada de interesante, pero todo cambia cuando Bianca hace algo que deja al lector en estado de shock. La pregunta: “¿Cuándo y cómo fue que me perdí de eso?” surge y hace que nos devolvamos unas cuantas páginas para asegurarnos de que lo que acabamos de leer es cierto. Y de ahí nos enteramos de que la mayoría del alumnado y cuerpo docente es vampiro. La directora, Balthazar —el casi mejor amigo de Bianca—, sus padres, su compañera de cuarto, excepto unos cuantos alumnos humanos como su mejor amiga y el mismismo Lucas.

Ahí uno empieza a atar cabos, fijarse en los detalles, y percatarse de que todo estaba frente a nuestros ojos pero lo pasamos por alto, es eso lo que hace el libro interesante. Claudia desarma la idea que tenías y la transforma de mil maneras, hasta que el libro de otro vuelco que te deja aún más shockeado de lo que estabas: Lucas es miembro de la Cruz Negra, un grupo especializado en la caza de vampiros, que se infiltró a Medianoche. ¿Cómo será posible una relación amorosa entre Bianca y Lucas? ¿Cómo terminará? Es necesario leerlo y sacar las propias conclusiones.

Un aspecto negativo del libro es la portada de la versión española, ya que deja mucho que desear. Es demasiado similar al estilo que tiene Crepúsculo —colores negro y rojo, fuente similar, imagen parecida—, algo que lleva a las personas a pensar que es un plagio de la saga de Stephenie Meyer, lo que te hace casi odiarlo a primera vista, y para rematar es una historia que también tiene que ver con vampiros. Al menos esa fue mi experiencia; fui bastante dura con Medianoche solo por la portada, algo que influyó mucho en mi pensamiento al comienzo del libro, porque no dejaba de compararlo con el título antes mencionado, pero el vuelco que da la historia hace que todos los prejuicios que    pudiste tener antes de empezar a leerlo desaparezcan y Medianoche comience a tener una imagen propia sin la sombra de Crepúsculo, Bella y Edward.



|
This entry was posted on 18:49 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

3 Comentarios:

On 29 de diciembre de 2009, 15:17 , Pam dijo...

Bueno el libro oye me guta el comentario pero podrías hablar mas de la forma en que escribe más alla de la historia, es que creo que da atmosferas muy unicas y eso me enganchó a mi.
saludos.

 
On 29 de diciembre de 2009, 19:35 , konytanzaa dijo...

Yo leí Medianoche y estoy leyendo Adicción. Es una lectura bastante ligera, fácil, pero no por eso fome...la historia engancha un montón y, si bien tiende a paresece a la saga crepúsculo (que también la leí y me encantó), no tiene el tema amor-cursi...así que para los q no les gusta eso...bien!
saludos

 
On 12 de enero de 2010, 19:30 , Anónimo dijo...

Excelente libro, sobre todo para aquellas personas que quedaron con un vacio y preguntandose "y ahora...que hago??" luego de leer crepusculo. Es bastante interesante, esperaremos por la tercera entrega que creo que sale en Abril, me carga tener que esperar¡¡¡
besos