Comencé a escribir Literatura Fantástica en las puertas de mi adolescencia, en un tiempo en el que no era muy común comenzar a escribir sobre estas cosas a tan temprana edad.  Hoy a pocos le causará sorpresa escuchar de un niño que a los ocho años dibujó el primer mapa de su mundo inventado, por ejemplo. En verdad, es muy difícil que alguien se muestre verdaderamente pasmado si se entera que, cinco años después, ese mismo niño firmó contrato con una editorial y sacó adelante el primer volumen de una voluminosa saga de aventuras.  Sin embargo, hace diez o quince años, encaminarse tan pronto hacia la creación de una obra de literatura fantástica era una decisión que no tardaba convertirse en aventura solitaria. Hace poco más de una década, J.K Rowling todavía escribía Harry Potter y C. Paolini aún pulía los borradores de sus libros. No estábamos tan acostumbrados a los personajes de orejas largas o dientes afilados como lo estamos hoy. En la actualidad, la Literatura Fantástica se ha vuelto algo más que una moda o un capricho de niños con imaginación hiperactiva. Es un tema de encuentro, un lenguaje común y algo que nos vuelve a todos viejos conocidos.

Creo que lo que más me gusta de la Literatura Fantástica es la oportunidad que te da para leer sobre mundo de todos los días desde una perspectiva diferente. Hay muchas personas (la mayoría de ellas desinformadas y con muchos prejuicios) que te miran en menos cuando les dices que gusta, por ejemplo, El Señor de los Anillos. Te acusan de escapista, de poco compromiso con el mundo, de inmaduro, romántico empedernido, reduccionista o qué se yo. Un argumento bastante frecuente de estos señores es que si la Fantasía se basa en mundos ajenos al nuestro no vale la pena explorarla. Yo creo que esta afirmación demuestra una ceguera y estrechez mental espantosas. ¿Qué piensan ustedes?

En cuanto a escribir fantasía sólo puedo decir maravillas. Todavía soy un escritor novato (voy a publicar mi primer libro en marzo del próximo año), pero la década que he pasado sumergido en este mundo ha estado llena de buenos y gratos momentos. Quizás mi aspecto favorito es el lenguaje. Para escribir sobre otros mundos tienes que ocupar un lenguaje que transmita a tus lectores lo que está más allá de sus sentidos inmediatos. Tienes que ser como un herbolario medieval, certero, preciso y mesurado con las palabras que usas, pero tampoco debes perder el sentido del artista. Cada palabra (a veces un tanto rara, o fuera de uso) tiene que ser como una pincelada fina. Escribir fantasía es como urdir un encantamiento. La mejor parte es cuando cierras los ojos y tienes frente a ti lo que escribiste en el papel o en el computador: aquel instante mágico en el que hablas sobre rosas o nísperos y casi puedes oler la flor o sentir que estás a pasos de comerte el fruto.


Hoy hay mucho que escribir y mucho que leer. Como ya les comentaba, no nos faltan las oportunidades para encontrar un buen libro. Sin embargo, tampoco puede dejarse de lado que a veces hay que hacer trabajo de arqueólogo para encontrar una historia que sea realmente buena. Lamentablemente, hay muchos libros que simplemente se basan en copias de otros argumentos. Uno de las excepciones, me han dicho, es El Nombre del Viento. Si me entusiasma, podría estar compartiendo mis impresiones con ustedes en el próximo artículo.

Por lo pronto, me gustaría saber cuál ha sido la experiencia de ustedes como lectores. ¿Qué es lo que más les gusta de la fantasía? ¿Cuál ha sido su libro favorito hasta ahora y por qué?
No tengan miedo o vergüenza por contarnos sus opiniones. Después de todo, estamos entre amigos.


Emilio Araya Burgos, escritor.
|
This entry was posted on 17:24 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

10 Comentarios:

On 28 de diciembre de 2009, 20:53 , Thamara Elizabeth dijo...

Mira... a mi me gusta leer mucho, lo que me gusta de la fantasía es que te transporta tienes que imaginarlo todo porque no es siempre tal cual lo ves diariamente a pesar que digan que es "evación" a la realidad.... un bodrio.

Para mi es bueno, es rico leer algo y que te ponga boba, lerda, cutruñufla leyendo jajaja y el después al llegar a la última hoja te viene el bajón del "puta... igual todo es posible"

por que es verdá imaginate alguién con mente tan brillante escribir algo realmente fantástico es grandioso salir y tener la capacidad de imaginarte y crearte un cuento a parte muy genial


Me gusta y harto

¿y qué?

 
On 28 de diciembre de 2009, 21:25 , tati dijo...

¿Cuando empece a leer literatura fantastica? jeje, tengo 14 y ya ni me acuerdo de lo que hice la semana pasada... la verdad es que, como muchos dirian, ''empece con Harry Potter'', pero la verdad, es que empece antes, yo mas bien diria que la saga de J.K.Rowling fue la entrada definitiva a ese hermoso genero.

 
On 29 de diciembre de 2009, 0:48 , Kensan_x dijo...

Excelente comentario, Emilio. Estoy muy de acuerdo con mucho de lo que dices. Hace unos diez años la literatura fantástica no era lo mismo que es hoy en día. Sin embargo también es verdad que se ha sobreabusado del genero y en algunas partes se publica casi de todo (sin filtro) aparentemente a la espera de dar con un éxito inesperado y que venda miles de libros (algo que ocurrió con Rowling o Paolini en su momento).
Sobre tu pregunta final, pues depende del formato que hablemos. Cuando era MUY niño leía las revistas Disney y Barrabases y ya en la adolescencia leía comics y mangas japoneneses. Mi primer libro de literatura fantástica propiamente tal fue El Hobbit como a los 17 años. Bastante tarde puede sonar, pero no eran los mismos tiempos que hoy. En todo caso haber tomado ese libro fue una de las mejores decisiones de mi vida, :D.

Saludos.

 
On 29 de diciembre de 2009, 15:14 , Victor H. dijo...

La Fantasia es lo mejor, muchas veces mejor que la realidad, pero no se escribe para escapar sino porque el "mundo real" se nos hace chico...
saludos a todos y está bueno el blog.

 
On 29 de diciembre de 2009, 18:17 , Samir! dijo...

Notable comentario Emilio :) No viví "tu época" (recuerda, tengo 16 xd), pero tiendo a estar de acuerdo con algunas de tus ideas.
Claro que el genero de Literatura Fantástica es desgastado. No creo que el problema pase solo por la falta de filtro (como decía @Kensan_x), sino tambien por el abuso de mundos. Algo notable que tienen Tolkien, Rowling, Pullman y Le Guin, Stroud, Gallego Garcia, etc, es la creación de mundos, realidad nuevas, únicas, que sirven de bases para aquellas publicaciones "sin filtro". Hay que crear nuevos mundos. La novela debe ser Literatura Fantástica en cualquier mundo menos en el propio. Eso, creo yo, es lo que conjuga un libro sorprendente, y bueno,claro, la trama, la historia, los personajes. Hay que tener un poco de todo.
Y sobre cual fue mi primer libro de literatura fantástica... No lo recuerdo... Puede ser Alicia en el Pais de las Maravillas o Harry Potter o El Señor de los Anillos o Cronicas de Narnia. Cuando comencé a leer este genero, devore (dentro de lo que podía, tenia 11 años xd) todo lo que estaba a mi alcance, dentro de un corto lapsus. Por eso debe ser que me gusta releer las obras. (de todo lo que leo, la mitad ya lo leí antes).

Hahahaha creo que me "entusiasme" (escribí mucho xD). Reitero, es muy bueno el comentario.

 
On 29 de diciembre de 2009, 19:28 , Emilio dijo...

Muchas gracias a todas/todos por sus comentarios. Da gusto leer tantas voces que disfrutan lo mismo que uno. Aprovecho de invitar a mi blog a los nuevos lectores y lectoras. El lanzamiento de mi libro está proyectado para marzo y pronto habrá algunas entradas para sortear entre los visitantes ;)

http://elhuevomundano.blogspot.com

Los espero!!

 
On 30 de diciembre de 2009, 0:14 , fan de mampato dijo...

Los dias del Venado, de Liliana Bodoc, ese es mi favorito hasta el momento, de Tolkien conoci las peliculas antes que los libros, y de Las dos torres me gusto mas el libro que la pelicula, de La comunidad del anillo me gusto mas la pelicula que el libro (si, lo que acabo de decir es una herejia y que), he leido muy poca fantasia, tengo una deuda muy grande con Terramar y Gerald de Rivia, entre otros.

 
On 30 de diciembre de 2009, 10:37 , Kareen dijo...

Muy buena entrada como de costumbre. Lo del “trabajo de arqueólogo” es cierto; encontrar literatura de este tipo no cuesta ni la mitad que algunos años atrás, pero de ahí a que sea bueno… Entre los escritores poco originales que no se dan el tiempo de pulir el material, las editoriales desesperadas por conseguir un éxito al estilo Harry Potter y su mentalidad de darle a las masas lo que “quieren” (cero respeto por el lector), no es raro que todavía haya gente que vea la fantasía como una cosa de niños (usando el término con desprecio). Nos podríamos quejar de eso eternamente, pero no vale mucho la pena; la gente tiene que cambiar de perspectiva ella solita o sino no sirve. Prefiero dedicarme a buscar lo que sí vale el esfuerzo y a compartirlo cuando lo haga.

En cuanto al primer libro, mira, la verdad no recuerdo exactamente con que partí. Lo primero que se me viene a la cabeza es El León, la Bruja y el Ropero, pero no me consta que eso sea lo primero. Tengo un pequeño enredo entre los libros y cuentos que leí o me leyeron cuando chica y sus versiones fílmicas, y ya no recuerdo que fue primero. Pero sí sé que una cosa tendía (y todavía tiende) a llevar a la otra; si algo me gustaba y me llegaba a enterar de que existía en otro formato o versión, hacía hasta lo imposible por tenerlo. Ya ves, arqueóloga desde enana :P

 
On 12 de enero de 2010, 13:14 , Thamara Elizabeth dijo...

:B

me gané un libro por comentar :B

 
On 19 de abril de 2010, 16:19 , Lady Madeline Usher dijo...

Buen blog. Me gusta leer los comentarios de personas que tienen opiniones interesantes y definidas. Yo estoy recién entrando al mundo de la literatura fantástica, conozco poco, pero creo que aquí me podré informar más.